Playa de Barcelona

Playas de Barcelona

Playas de Barcelona: un lujo junto al centro de la ciudad

Pocas grandes ciudades pueden presumir de contar con buenas playas. Barcelona es una de ellas. En cualquier época del año, pero especialmente en primavera y verano, cualquier ciudadano o visitante que lo desee puede pasar en muy pocos minutos del fragor de la urbe al sosiego que proporciona el sonido de las olas y el contacto con la arena y la brisa marina. Todo un lujo a orillas del Mediterráneo y en una ciudad repleta de pequeños y grandes lujos que acostumbran a seducir al visitante más escéptico.

Las playas (San Sebastián, Barceloneta, Nueva Icaria, Bogatell, Mar Bella y Nueva Mar Bella) no siempre han estado ahí. De hecho, puede afirmarse que Barcelona vivió prácticamente de espaldas al mar hasta que le fueron adjudicados los Juegos Olímpicos de 1992, cuando el alcalde era Pasqual Maragall. Con motivo de esa cita con la historia del deporte, se llevó a cabo una ambiciosa regeneración del litoral que dio como fruto las seis playas con que cuenta actualmente la ciudad. Son más de cuatro kilómetros de playas que, al contrario de lo que suele ocurrir, están perfectamente conectadas con el centro.

Todos los servicios

Cercanas y bien comunicadas, ofrecen todos los servicios que puede desear un bañista: duchas, Cruz Roja, vigilancia y, en algunas de ellas, alquiler de hamacas, vestuarios, chiringuitos e incluso masajes (pagando, por supuesto). Pero quizá lo más destacable es que, a pesar de hallarse en plena gran ciudad, todas las playas poseen la bandera azul de la Unión Europea, que no deja lugar a dudas sobre su excelencia. No es ninguna casualidad: el servicio de limpieza trabaja cada día todos los días del año.

Sensaciones visuales

Los datos hablan por sí mismos: las playas reciben anualmente a más de siete millones de visitantes. Como es lógico, la mayoría se concentrar en los meses veraniegos, pero durante el resto del año siguen siendo un lugar perfecto para relajarse y pasear. Tanto si luce el sol o el día es gris o incluso lluvioso, la visión del Mediterráneo desde la ciudad o, si te das la vuelta, de Barcelona desde el mar, garantiza un amplio abanico de sensaciones visuales. Y los deportistas tienen a su alcance pistas de tenis y voley-playa, además de una magnífica pista de cuatro kilómetros para correr descalzos sobre la arena.

Deportes y salud

En la playa de la Barceloneta, junto al Hotel Arts, funciona actualmente un moderno centro de talasoterapia municipal, el polideportivo marítimo, que cuenta con piscinas de agua de mar y permite disfrutar de servicios deportivos y de salud durante todo el año. Un aliciente más para acercarse a las playas de Barcelona.

Aviso legal - Politica de privacidad - Contacto - © 2021 Fr Calella Diputación de Barcelona Canet de Mar